martes, 12 de diciembre de 2017

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 12


¿Te gustan las metatramas? ¿Haces uso de ellas? ¿Qué consideras información útil y qué no?

Empecé a jugar a rol hace ya 28 años, casi. En esa época sólo teníamos el MERP en mi grupo de amigos. Jugábamos todos los fines de semana, aunque faltasen algunos, que normalmente era algo raro. Fueron 5 años de partidas semanales, y a veces en sábado y domingo siempre que encontráramos una casa libre para jugar, que era nuestro gran problema. En más de 200 partidas, nunca nos encontramos con un personaje importante que apareciera en los libros, salvo que en el módulo lo dijese expresamente, pero es lo que tiene jugar un módulo oficial. 
Esa época, en la que los juegos de rol eran sólo ambientación, se jodió cuando a alguien le pareció que lo que había que tener era una metatrama que avanzase y cambiase el universo de juego. Llega la editorial y, lo primero que hace, te cambia de edición para incluir algunas cosas nuevas. Luego, en el siguiente módulo, se ha quitado a tres personajes importantes y tres facciones están en guerra. Todos esos cambios, ¿deben cambiar el universo en el que estamos jugando mi grupo de juego y yo? ¿Ahora mi personaje tiene Dementación en lugar de Dominación porque un pollo de EEUU que no conozco se levantó un día de resaca y le dió por ahí?

¿Alguién me ha llamado?

Con esto dejo claro que las metatramas no me gustan y evito hacer uso de ellas, cuando no borrarlas del todo, en cuanto puedo. En el supuesto de que no pueda, la metatrama se amoldará a lo que yo tenga pensado. Por ejemplo, hace poco he comenzado una campaña (que no sé si llegará lejos o no) de Star Wars en que los personajes son soldados del Imperio. Por supuesto, estarán presentes en el ataque a la Estrella de la Muerte y habrá la posibilidad de que lo impidan, claro que sí, porque no les voy a decir que no pueden atacar a Rojo 5 si quieren hacerlo, es de lógica. En cuanto la metatrama impide que mi trama avance, ¡a tomar por culo!


lunes, 11 de diciembre de 2017

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 11


¿Qué esperas de una aventura? ¿Cuál es el módulo perfecto?

De una aventura espero lo mínimo: que me guste. Si al final de la sesión lo he pasado bien, y la experiencia ha sido lo suficientemente satisfactoria como para querer repetir, me doy por satisfecho. Yo no busco una experiencia interpretativa inolvidable, sólo quiero una tarde de rol con mis amigos que no sea un funeral.

De lo mejor que he jugado en los últimos años
Y ahora la segunda parte de la pregunta, que seguro muchos opinarán como yo: ninguno. El módulo perfecto no existe. Siempre he defendido que no existen juegos malos sino directores de juego malos. Puede que una partida a Oraculo con un director de juego que se haya preparado todo bien, sea una experiencia mucho mejor que el que pilla ese juego de la hostia del que todo el mundo habla, sin preparar o conocer algo de él, y se ponga a dirigir llevando todo al desastre.

domingo, 10 de diciembre de 2017

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 10


¿Cuál es tu ambientación o género favoritos? ¿Por qué?

La fantasía urbana. Considero las ciudades unos escenarios únicos para correr aventuras, descubriendo qué anida en sus callejones, en los oscuros túneles del metro o en lo alto de los poderosos rascacielos que gobiernan la ciudad. Son el lugar donde los seres humanos se siente seguros, en teoría, pero donde realmente están atrapados con monstruos más peligrosos de lo que podrían imaginar. Juegos como The Dresden Files o Sombras Urbanas tienen, además, esa libertad para que jugadores y directoras moldeen un escenario conocido en algo completamente distinto.
Pero no sólo me gusta jugar en época contemporánea. Lankhmar y Blades in the Dark son juegos perfectos para llevar a tu grupo de ladrones pj por los tejados  de las casas, las pasarelas, las azoteas y las alcantarillas, batiéndose espada en mano contra la guardia de la ciudad o contra otros grupos rivales.


De los juegos que prefiero para esta ambientación, Vampiro: La Mascarada, mucho más que Edad Oscura; The Dresden Files; Sombras Urbanas; Secretos de los Gatos, porque ver la ciudad tras los ojos de un felino con poderes es algo digno de jugar; Lankhmar, para Savage Worlds, cuyo one shot resultó muy satisfactorio (fantasía urbana + sandbox. Win Win!); NoTeDuermas también es otro juego que puede añadirse a la lista, pues la Ciudad de la Locura también es un escenario digno de explorar, aunque quizás demasiado recargado para mi gusto; y uno de los últimos Fate Wordls, Straw Boss, que aunque lo tengo aun no lo podido leer. Por supuesto, Witchcraft, del que la ambientación me encanta pero el sistema no me gusta nada, y Cultos Innombrables, con ese tufillo a gótico americano que destila Fundido en Blanco, tampoco faltan en mi lista juegos.

sábado, 9 de diciembre de 2017

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 9


¿Narrador árbitro o narrador guía? ¿Las dos cosas? ¿Ninguna?

¿Árbitro o guía? Ni tanto ni tan calvo. Yo prefiero la faceta de moderador, velando por una buena sintonía en la mesa sin ser un juez que aplica las reglas de forma literal, y radical, y tampoco el que lleva a los jugadores de la mano por un camino cubierto de baldosas amarillas. Hay que dar libertad a los jugadores para que hagan todo lo que quieran durante la partida, sabiendo que todo tiene consecuencias y que ellos, y sólo ellos, son los causantes de ellas.

We're Off to Kill the Lich, The Wonderfull Lich of The Tomb of Horrors
A veces la labor de narrador moderador tiene consecuencias para la partida, y por tanto para el narrador. Así también se aprende, que no es poco. Recuerdo una sesión de, ¿lo adivináis? ¡Si, Vampiro! en la que los personajes estaban investigando unas desapariciones dentro del clan Malkavian. El principe de Atlanta, Benison, del clan Malkavian, les había dicho que sospechaba que los giovanni sabían algo, pero que pasase lo que pasase no les hicieran daño porque había un pacto de no agresión, y mil cosas más que no tenían por qué saber. Bueno, pues lo primero que hicieron cuando se encontraron con los giovanni fue sacar garras y cortar el cuello a su líder. Así, con una diplomacia de la que hasta Rafael Hernando hubiera tenido vergüenza, pero sólo un poco. La conclusión fue obvia: caza de sangre en Atlanta por mearse en la alfombra del príncipe y a tomar por culo la partida que había preparado. 12 escenas que se quedaron en 3.
¿Podría haberles avisado y decirles que no lo hicieran? Sí, podría, pero entonces estaría privando al jugador de hacer algo que era perfectamente posible, dentro de que el príncipe se lo había prohibido. Ellos se quedaron sin terminar la partida, yo me quedé decepcionado y ahí terminó todo.

Otro día os cuento como, el mismo grupo jugando a MERP, y siendo elfos noldor, secuestraron, asesinaron, descuartizaron y quemaron a un animista que les quería cobrar por una hierbas que necesitaban para curar a un compañero de un crítico que había recibido, y como no tenían dinero el animista les ofreció trabajo. 30 minutos duró la partida.

viernes, 8 de diciembre de 2017

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 8


¿Qué es para ti un juego de rol y qué no lo es?


Bueno, bueno, bueno, si la de trucar tiradas ya levantó algún run run por la red, esta pregunta va a ser de traca. Vamos con ella, aunque ya hice una hace años con algo de guasa y que, finalmente, casi he adoptado como ideas buenas.

ROL, y además del bueno porque no tiene metatrama
Un juego de rol es una actividad donde los jugadores interpretan un papel que se desarrolla dentro de una historia donde el planteamiento lo propone el Director de Juego, y el nudo y desenlace son inciertos pues dependen de las decisiones que tomen los jugadores durante su desarrollo. Además, debe permitir un cambio en los personajes, ya sea por aumento de habilidades, como pueden ser los PX, o por cambio en las mismas como ocurre en Hitos, por ejemplo. El concepto de ganar o perder no existe, y la colaboración entre los jugadores es parte intrínseca de la actividad.

¿Qué no es un juego de rol? Pues todo lo contrario a lo que he dicho antes. Juegos como Fiasco (qué nombre más apropiado) donde sabes de antemano que todo va a terminar mal y que las partidas son de una sesión, pues no son rol. Todos esos jueguecitos que las editoriales nos venden como si fueran rol, pero no llegan a decirlo, y que son juegos sin narrador (¡ouch!), con personajes pregenerados que sólo sirven para una partida en concreto y hasta otra o que viene con multitud de chorraditas accesorios, que ahora se llaman tokens, y que son juegos de mesa sin tablero. Todos esos juegos, todos esos, no son a los juegos de rol lo que la masturbación al sexo.

Tokens vintage

jueves, 7 de diciembre de 2017

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 7


Como jugador, te comprometes a ...


  • Asistir a las partidas que el Director de Juego.
  • Ser participativo en la sesión de juego.
  • No molestar o ser un incordio.
  • Llevar mi propio juego de dados.
Y poco más. La verdad es que la inercia, y la experiencia, de los años de juego me hace ver estos compromisos como normales, aunque aun hay gente que no lo ve así. Para mí, tanto si dirijo como si juego, la partida mensual, en general cualquier partida, está escrita en piedra y es algo inamovible. Luego están los compromisos varios o los imprevistos, obviamente, que pueden mover de fecha la partida, pero nunca eliminarla. Cancelarla es una putada para el Director de Juego, que se ha currado la sesión, más si el módulo está en inglés y ha tenido que estar traduciendo; pero también para el resto del grupo que asiste y que tenía pensado jugar. 

Marcando fechas para jugar a La Puerta de Ishtar
Al final, estas dos últimas entradas sirven para recordar, o incluso reafirmar, que una partida de rol es un contrato entre dos partes: Director de Juego y Jugadores. Cuanto más claro esté todo lo que concierne al grupo y a la sesión de juego, mejor les irá a todos.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 6


Como director de juego, eres comprometido a la hora de ...

El mínimo compromiso que debe tener un Director de Juego es tener la partida lista para jugar el día en que se ha quedado para jugar. Yo llego eso a rajatabla, y si alguna vez falla alguien y no se puede jugar lo que tenía planificado, siempre tengo planes B, C o D para tirar por ello y no dejar ese día sin su partida de rol.
También hay que asegurarse que los jugadores lo pasen bien y no se sientan engañados por la partida, aburridos con la trama o ambas cosas. Ya me pasó dirigiendo Más Allá de las Montañas de la Locura, donde he de reconocer que yo no estuve muy sembrado y dirigí la partida tal cual, siendo un rollo soberano para los jugadores. El primer libro es un coñazo padre que podía simplificarse en una sesión larga y que, al menos en mi grupo, no funcionó como debería.
El tercer compromiso que tengo, con los jugadores y conmigo mismo, es dar absoluta libertad desde el principio hasta el final, comenzando por la creación de los personajes y terminando con las acciones que quieran hacer durante la partida, sean descabelladas o no. Cuando hay debate entre los jugadores, participo, por supuesto, pero sólo para dar mi punto de vista y no para decir lo que hay que hacer sí o sí.

...y prometo dirigir partidas a este grupo hasta que el TPK nos separe
Con estos tres compromisos, de momento, no me ha ido mal. El día que vea que algo no funciona, lo cambiaré, claro, pues la relación con el juego y los jugadores es lo más importante para un Director de Juego.

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 5

(Esta entrada debería haber salido ayer, pero olvidé programarla)


¿Metajuego como enemigo o herramienta útil?


Es curioso como cada vez que recuerdo algo que no me gusta del rol, ¡aparece Mundo de Tinieblas!
El metajuego es una mierda. Así, y me quedo tan pancho (como diría uno de mis jefes). Es eso que usan los jugadores para, no sé, supongo que molar. Es ese ente que hace que un gangrel recién abrazado odie a los tremere “porque hicieron gárgolas con nosotros” hace más de dos siglos, claro, pero mi personaje lo sabe y odia mucho a los brujos. O esa inspiración divina que obliga a una jugadora a, en el culmen de la partida, decir “no hace falta que salvemos al príncipe porque este no es el príncipe, es su gemelo, que lo he leído en el suplemento”. O, gracias a la Fuerza, que un personaje que no sabe nada de la fuerza y los jedi, aparezca con un sable hecho de cortosis porque es un muy buen espadachín, pero las dotes necesarias para serlo no las tiene, claro.


Por eso me gusta jugar sin metas (juego de palabras), que los jugadores se enfrenten a algo nuevo sin saber nada más que lo necesario, y que a mí me pase lo mismo. Juegos PbtA, FATE, Hitos son los que ahora mismo más me llaman la atención, aunque esté dirigiendo tres campañas y ninguna a estos sistemas. La de Canción de Hielo y Fuego se ha cargado todo lo de la serie y los libros en la primera sesión pues, como dije hace años, mi idea es bien distinta. En Star Wars, los jugadores son stormtroopers que, de momento, están empezando a tener roces con el Sol Negro, así que se olvidan de las pelis y todo en nuevo para ellos. Y la tercer, El Anillo Único, su ambientación ya te pone fuera del canon de los libros, en ese vacío entre que Bilbo vuelve a Hobbiton y se descubre el anillo.
Es lo que he aprendido con los años, a huir del metajuego, la metatrama, las cosas que van a hacer que un jugador listillo, o inocente, te reviente una campaña entera. Jugar sin estar atados por una trama que se inventó otra persona y que el simple hecho de no ir a un casino espacial suponga toda una nueva historia por descubrir. Jugar a ver qué pasa, vaya.

lunes, 4 de diciembre de 2017

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 4



¿Falseas o has falseado como director de forma puntual? ¿Qué opinas de quienes lo hacen?


Volvemos a la pretérita era del MdT, cuando un jugador murió por los ataques de un Setita y, según le dije que recibía daño agravado, rompió su ficha indignado. Tras eso, volví a usar pantalla y a preguntar cuántos niveles de salud quedaban antes de aplicar el daño. Todo fuera por el bien y la diversión del grupo, por supuesto. La siguiente víctima fue mi novia, ahora actual esposa, que ahí no amañé nada porque el sólo hecho de ir a por un Lista Roja a patadas merece la muerte y mucho más.

"Que extraño destino tener que sufrir tanto miedo y dudas......por algo tan insignificante............tan irrisorio".
Pero esa época ya pasó. Las tiradas sobre la mesa y a vista de todos, para bien y para mal. Quién haga esos apaños en sus partidas, pues me parece bien. Si se ha tomado esa decisión por algo será, como fue mi caso, y si el grupo funciona bien así pues adelante. Lo importante es que todo siga rodando, sobre todos los dados.

domingo, 3 de diciembre de 2017

El Desafío de los 30 Días - IV - Pregunta 3


Puntos de experiencia por interpretación, ¿qué te parecen?

Que sobran. Y ahora me explico más porque sino la entrada queda un poco paupérrima.
Los PX se conceden a los personajes. Estos personajes son interpretados, con mayor o menor fortuna, por los jugadores, ergo dar puntos por interpretación es dar puntos a los jugadores. No tiene sentido. 
Me gustan más las recompensas por participar, ya que si el jugador participa el personaje también, y eso hace que la partida no se pare y tenga dinamismo. Los puntos por interpretación, lacra del mal llamado sistema narrativo donde los jugadores se excitaban ante la posibilidad de lanzar soliloquios de emociones y traumas mal superados, pero que al final sólo les interesaba tener la ficha llena de chinos/pelotos/puntos, es algo que nunca debería haber existido, y reafirmé mis ideas cuando una jugadora, malkavian ella, me exigió puntos por interpretación alegando que “he bordado el personaje desde que me he fumado el porro”, cita literal.

PX por interpretación. Ahora decidme si son justos o no