sábado, 21 de enero de 2012

Proyectos inacabados: Secretos de Edimburgo

Como a casi cualquier jugador de rol, llega un momento en que algo despierta dentro de la cabeza y te empuja a crear. Puede ser una campaña que dure años, una ambientación para un mundo de juego, o un sistema nuevo con su manual de reglas. Los que llegan más lejos unen todo en una sola idea y consiguen que vea la luz. Aventuras en la Marca del Este, Jerusalem 1119 o La Puerta de Ishtar son sólo algunos ejemplos.
En contrapartida a esos proyectos que ven la luz hay innumerables aventuras, ambientaciones, sistemas y, en resumen, trabajos que no ven la luz o ni siquiera se ven terminados.
Hoy hablaré de uno de esos trabajos que se empezó con mucha ilusión y que luego se fue diluyendo hasta no saber como proseguir con él.


Edimburgo
Fue en 2005 cuando Mi Señora Esposa y yo viajamos a visitar a un amigo a Edimburgo. La ciudad, si no la habéis visitado, es de las más bonitas del mundo, por no decir la más bonita. Hay mucha información en internet (previo permiso del F.B.I.) para informarse sobre la ciudad, su historia, las maravillas de la Old Town, el puerto de Leith, las vistas desde Arthur's Seat, las visitas nocturnas a la ciudad subterránea, sus inumerables cementerios, el observatorio...
No sólo visitamos Edinburgo sino que también alquilamos un coche y nos dimos una vuelta por las tierras altas de Escocia. El Lago Ness, Fort William, Inverness, Eilean Donan Castle (sí, el del Clan MacLeod). Todo ello bajo un clíma típico escocés y conduciendo por la izquierda por primera vez. Toda una aventura.
Cuando volvimos a casa no pude evitar ponerme al teclado y empezar a buscar información sobre el pasado de Edimburgo para, de algún modo, encajarlo en los Mitos de Cthulhu. No fue demasiado difícil, la verdad, y a cada cosa que encontraba más se acentuaba la inspiración y las ideas fluían con más facilidad. Encontré una página que fue la mina para todas las imágenes que quería poner en el documento y que recomiendo a cualquiera que sienta cierta predilección por las fotos antiguas y los mapas: EdinPhoto.
Portada para el módulo con criatura de los Mitos en la niebla

Dando vida a la Atenas del Norte
Como ya he dicho, de EdinPhoto saqué todas las imágenes y los mapas que iba necesitando. De otras páginas de internet, como la del Castillo de Edimburgo o la Universidad, saqué información para ilustrar los lugares del módulo, y una búsqueda sobre el Edimburgo encantado hizo el resto.
Ahora había que poner el toque lovecraftiano en la receta. Afortunadamente una las Máscaras de Nyarlathotep es El Hombre Astado, que tiene todas las similitudes con Cernunnos, por lo que la amenaza principal en Edimburgo ya estaba lista. Seguí creando lugares y dándoles una breve descripción, así como los personajes que poblaban la ciudad y con los que se podrían encontrar los jugadores. A la par que hacía el módulo trabajaba en una aventura para utilizarlo, y ese fue el error.
La inspiración, que es una ramera y se junta a tí sólo cuando quiere algo, me dejó en un callejón sin salida. No podía seguir con la aventura pues me faltaba información del módulo, y no podía seguir con el módulo por que no encontraba cómo. Quizá sería el famoso miedo a la página en blanco o que otros proyectos ocupaban mi tiempo ahora, no lo sé.

Empezando de nuevo
Afortunadamente, Mi Señora Esposa tiene una prima que vive en Cambridge. Cambridge está lleno de college, de universidades, de bosques cercanos, y de arañas. Hay telarañas en cada verja de metal, en cada esquina e incluso en cada boca de cada gárgola. No es de extrañar que ante la observación de Mi Señora Esposa, que odia las arañas, mi respuesta fuera “porque aquí hay un culto a Atlach-Nacha”. Después, durante la visita a Londres, paramos en la tienda de rol de Orc's Nest donde me hice con un ejemplar de Shadows over Scotland donde viene info para todas las ciudad de Escocia y, aunque lo que viene de Edimburgo me parece escaso y que no hace justicia a la ciudad, si que me sirvió para completar alguna idea que estaba vacía en mi módulo. El remate final fue la visita a Dunwich, aunque eso lo dejo para otro post que este ya me ha salido demasiado ladrillo.
Puede que ahora, con la nueva edición de La Llamada de Cthulhu que ha sacado EDGE y algún módulo que tengo que dirigir, la inspiración vuelva y pueda terminar Secretos de Edimburgo, aunque sea por vergüenza torera.

4 comentarios:

  1. La interminable lista de proyectos inconclusos. Como bien dices en éste hobby quien más, quien menos tiene su propia lista. Ánimo y sin agobios, que si bien la inspiración es una ramera a la altura de la dama fortuna, de cuando en cuando asoma para recordarnos que sigue ahí ;)

    ResponderEliminar
  2. Doy fe de que Edimburgo es una ciudad maravillosa llena de rincones encantados. Sólo ahí puedes escuchar a la gente tocando el violín en el cementerio, a lo Anne Rice. Y luego tomarte un bocata de albóndigas.

    ResponderEliminar
  3. Juer, que buena pinta tiene. O tenía. Y la ambientación de Los Mitos le va como anillo al dedo... :-)

    Por dar un puntito de esperanza (aunque no te haga falta) te diré que he comprobado que ningún proyecto está muerto del todo. Nosotros hemos retomado la Campaña de DnD después de 4 años de parón... :-D

    ResponderEliminar
  4. @Morgana: O cenar haggis y no dormir en toda la noche porque sientes que un Perro de Tíndalos ha salido por alguna de las esquinas de tu intestino... ¬¬

    @Josema: Tiene pinta, que aún sigue en el pc y es de lo primero que guardo en los backups o las mudanzas de datos. Cuando lo termine, que si me pongo cabezón lo termino este año, o el siguiente, nos juntamos para testearlo.

    Gracias a los dos, y a Factor Freak, por comentar.

    ResponderEliminar