miércoles, 16 de mayo de 2012

Mouse Guard: No importa como luchas, sino por lo que luchas

Desde hacía tiempo quería tener entre mis posesiones el juego de rol de Mouse Guard; pero cada vez que lo quería comprar algo se interponía. O estaba agotado, o el precio era absurdamente elevado o los gastos de envío era una barbaridad. El caso es que, al final, en Book Depository lo he podido comprar.

Recién sacado del paquete


¿Y qué tiene Mouse Guard para que sea tan especial?. Pues, para empezar, la ambientación. Mouse Guard se desarrolla en un mundo medieval donde los protagonistas son ratones. Sí, ratones. Las historias no son nada del otro mundo, pero si cambiamos a tres aguerridos caballeros que luchan contra un dragón por tres ratoncillos armados con sus espadas y sus armaduras luchando contra una serpiente, la cosa cambia. Quizás es que ya me he acostumbrado a ver la portada de un manual con el típico enfrentamiento contra un dragón y esta del zorro y los ratones me parece más épica, no sé, pero el caso es que Mouse Guard atrae por eso, por la épica de los ratoncillos y su lucha por proteger los territorios ratoniles.
El juego utiliza una versión ad-hoc del sistema Burnnig Wheel que, no os voy a engañar, ni conozco ni he probado, así que no me meteré en qué diferencias hay ni en cómo es pues, además, aun no me lo he leído. Me quedaré en la reseña fotográfica y luego haremos la del sistema, tras el pertinente testeo.

Parte trasera de la caja
La frase insignia de la Guardia podría definir muy bien este juego ya que hay gente que tiene reparos en jugar llevando un ratón. "No es cómo luchas, sino por qué luchas" podría convertirse en un "No es cómo juegas, sino por qué juegas", o lo que es lo mismo, ¿qué más da si tienes que llevar un ratón, un psicólogo o un kender? Lo importante es jugar y divertirse.

Un lema digno de cualquier hijo del Emperador de Terra
La caja viene bien surtida, como las de Cuétara. Trae el libro básico, un suplemento con nuevas misiones, los dados del juego, la pantalla y los blogs con fichas, un mapa de los territorios ratoniles, cartas de estado, maniobra y armas, y unos peones que representan ratones.

Muy completito, sí señor.
El libro es todo a color, tomando las ilustraciones de los libros publicados (Otoño 1152 e Invierno 1152).




Como podéis ver, el libro es una gozada y la ambientación, por mucho ratoncito que haya, no deja de tener su parte oscura. ¿Habéis visto al ratón muerto o el que está rodeado de lobos?.

Los dados del juego: serpientes, espadas y hachas negras
Poco más que mostrar de esta preciosidad de juego, salvo que estoy deseando hacer personajes y ponerlos en juego, a ver si responde como espero que lo haga.

5 comentarios:

  1. Los cómics son preciosos y el juego de rol también.

    ResponderEliminar
  2. No me importaría echar una partideja (o varias si se tercian) porque precisamente estos juegos de ambientación original son los que me llaman más la atención, que uno ya se cansa de tanta fantasía épicomedieval toa igual, o las space soap operas que no he catao siquiera :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido, Satanac!
      Pues en cuanto me lo lea, y haga testeo, te llamo. O para cualquier otro testeo, a ver si las agendas coinciden.
      Por si acaso, vete empollando algo de Mass Effect o de Dresden Files, por lo que pueda pasar. ;)
      Un abrazo compañero, y gracias por comentar.

      Eliminar
  3. ¡Buenas!

    Me has dejado con los dientes bien largos al ver las fotografías de la caja. Necesito hacerme con una para mi :P

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tatiana. Si te gustan los comics, el juego te va a encantar. Además, como puedes ver, viene completito, completito. Quizás, en lugar de los peones ratoniles, unas miniaturas de este pelo le irían mejor, http://www.reapermini.com/OnlineStore/mouse/latest/10033, aunque fueran de plástico. :)
      Gracias por pasarte por la Tabernilla y comentar.

      Eliminar