domingo, 19 de agosto de 2012

El Héroe de Helsreach

Este fin de semana ha tocado pintado de miniaturas. Como el modo de patrullas es el que más triunfa en el grupo, sobre todo por motivos de espacio en las casas, tengo que ir terminando los 500 puntos para que en la mesa quede todo teñido por los colores del capítulo de los Templarios Negros porque, lamentablemente, los Caballeros Grises no encajan en las reglas de patrullas.

Capellán Grimaldus, el héroe de Helsreach
La miniatura que ha caído este fin de semana ha sido la del Capellán Grimaldus, a la cual tenía muchas ganas sobre todo después de leerme la novela de Helsreach.
Lo que tenía claro, y es una opinión que mantengo desde que retomé el hobby, es que GW usa unos colores demasiado vivos para sus miniaturas. Tampoco es que me guste que los marines vayan con las armaduras completamente destrozadas ya que la armadura es algo muy sagrado para ellos, pero tampoco que vayan con los colores y las ropas como recién salidas de la lavadora. 
Quería que Grimaldus tuviera una tonalidad de color y un aspecto de armadura normal para un tío que ha sobrevivido a un asedio como el de Helsreach y se le ha caído una catedral encima.
Para las armas, tres cuartos de lo mismo. Si bien la pistola de plasma es de él, el crozius lo heredó del anterior capellán, el reclusiarcar Mordred, así que quería que tuviera un aspecto viejo.


La miniatura esta impramada en negro para que los colores queden más oscuros y para que la armadura esté ya pintada a falta de los detalles.
Para el tabardo he usado una capa base de marrón quemado y luego he usado rojo costra diluido mezclándolo con rojo sangre hasta dar sólo rojo sangre en los pliegues más altos.
Las vendas y los papiros de los sellos de pureza tienen todos la misma combinación: arena de cementerio, blanco hueso, lavadito de sepia, luces en blanco, negro para los textos y un último lavado de sepia.


Para las velas de la mochila, tierra de cementerio, blanco hueso, sepia sin diluir y luces en los gotorenos de cera de blanco hueso. En las llamas he ido de rojo a amarillo para da sensación de luz y, a la vez, he dado un poco de amarillo en el metal de la cruz para dar sensación de reflejo. Es la primera vez que lo hago así que el resultado me parece correcto.
En el brado del crozius le he puesto un pequeño símbolo en blanco con una franja roja, representativo de la cruzada de Helsreach.


Para la armadura, mochila, cadenas y armas he usado pincel seco de metalizado bólter. En el crozius ha usado una base de hojalata y bronce enano + mithril en pincel seco. Luego he dado un segundo pincel seco de cota de malla en las cadenas y partes que deberían brillar un poco más que la armadura.


El resultado final es bastante satisfactorio. Estamos hablando de un nivel de juego y de que la figura gana más al natural que con las fotos en la "caja de luces" improvisada. Se ven los detalles, se ve la iconografía y respera el espíritu del capítulo y del personaje.
El picel seco me ha gustado mucho en la armadura. Ya lo había probado en un par de doppelsoldner de Helldorado, y la verdad es que en las miniaturas de WH40k con armadura bizarra/artesanal queda bastante chulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario