domingo, 26 de agosto de 2012

Necrones vs. Templarios Negros a 500 pts.

Este viernes estuve en Guadalajara jugando a WH40K y probando las reglas de 6ª edición. Nos dio tiempo a echar un par de partidas con un buen sabor de boca y de juego, aunque en ambas mordimos el polvo como es costumbre en nosotros.
Las fotos fueron tomadas con el móvil, así que no esperéis grandes instantáneas bélicas.
La primera partida fue una Purga del Alienígena. Los necrones de Josema quitaron la iniciativa a mis Templarios Negros y comenzaron sus movimientos por el terreno de combate.
Los Templarios, liderados por un Reclusiarca, cruzaron entre el fuego enemigo con la intención de llegar hasta las ruinas del centro del tablero, que gracias a la características de su general (Conquistador de Ciudades) era el mejor lugar para colocarse.

Contra el Xeno
La partida iba bastante bien, con los Temparios Negros agazapados en el edificio habiendo eliminado al general de los Necrones y a toda unidad de Espectros que lograron entrar en el edificio pero se encontraron con el crozius del Reclusiarca.

Invitados inesperados
Pero todo iba a cambiar en los últimos turnos cuando los Destructores llegaron hasta el flanco y acabaron con todos los Templarios Negros, ganando así la partida.
Lo que más jode de todo es que en esa unidad de Destructores, de los que quedaban 2 de 3, uno de ellos se había autorreparado tres veces, y eso llega a desesperar bastante.

Los héroes aguantaron el asedio como valientes
En la segunda partida salió un escenario de Reconocimiento. 
Cada bando desplegó en su lado de la mesa después de colocar los tres marcadores de objetivo. El marcador central fue la pieza codiciada.
La partida fue un enorme combate cuerpo a cuerpo en el centro del tablero con los Espectros, los Detructores, el General Necrón y los Inmortales cruzando golpes con el Reclusiarca y sus seguidores.
Y sobre su cabezas, intercambiando disparos, una unidad de Inmortales y otra de Templarios Negros ambas sobre las colinas.
Los malditos Destructores se repararon incontables veces, creo que esta vez fueron hasta cuatro, mientras que los Templarios caían por los golpes de los xenos o por interponerse entre ellos y su General.

For The Emperor!
Tras dejar el centro del tablero controlado, los Necrones volvieron hasta su lado del tablero para controlar su objetivo, dejando en un imposible el intento de recuperación de los Templarios restantes. 2 objetivos a 1 y victoria para los Necrones.

Las nuevas reglas me gustaron mucho, la verdad. El juego me pareció más fluido y con más lógica. Habrá que probar los poderes psíquicos con los Caballeros Grises, a ver qué tal van.
Por contra, el que todas las armas de plasma se recalienten ahora me jodió bastante, sobre todo porque al marine del fusil de plasma se le recalentó el arma cuatro veces, una de ellas mortal, y el resto de las veces no se le recalentó pero sacó un hermoso 1 para herir. Al reclusiarca no le fue mejor con su pistola de plasma.
Pero como soy un jugador al que le gusta arriesgar, y mis dos últimas partidas han sido con jugadores que emplean un catenaccio enmascarado, para las próximas partidas meteremos más bólter y un par de armas pesadas que llegan más y matan mucho. Eso sí, espero que el cañón de plasma no me dé la tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario