lunes, 14 de enero de 2013

Crónicas de Transilvania: The End

Pues ya está. Ayer terminamos Las Crónicas de Transilvania. Desde mayo de 2009 hasta enero de 2013, casi cuatro años de correrías por la vieja Europa, visitas a Kiev, a Viena (la cual acabó ardiendo), codearse con gente importante de la estirpe europea y mundial, participar en la fundación de la Camarilla y en el ritual que dejó maldito al Clan Assamita, ganarse la enemistad de Vlad Tepes y, como colofón, borrar del mapa Manhattan y Pekín con armas de destrucción masiva.
Todo eso en cuatro años. No está mal.
¿Y ahora qué?. Ahora, a disfrutar. Libre las ataduras de una crónica tan larga que no deja crecer a los personajes y que le lleva por carriles a lo largo de cuatro libros. ¡Bastante han hecho evitando la Gehenna!. Porque sí, la evitaron en el segundo libro cuando salvaron a María Asunción del castigo inevitable. Y también la evitaron ayer cuando no liberaron a Kupala de su prisión. Al final tuvieron elección, y no se puede decir si eligieron bien o no, pero fue su elección al igual que lo fue intentar evitar la muerte del antediluviano tzimisce, para luego matarlo de un pepinazo nuclear haciendo que Saulot ganase y no entendiendo por qué durante toda la crónica se les daban unas tablillas que no tenían un puto sentido.
El escenario final
Ya he hablado alguna vez de estas Crónicas y del sistema tan nefasto que usa Mundo de Tinieblas, así que no me repetiré. Hemos terminado las Crónicas de Transilvania, los cuatro libros. Han sido cerca de 30 sesiones en las que nos hemos divertido y aburrido, espero que más lo primero que lo segundo. Ahora ya somos libres, tanto los jugadores como el narrador, y toca centrarse en otros sistemas, otros juegos y otras ambientaciones. Dejar atras una lacra que llevo aguantando desde 1999 y la cual no quiero volver a tocar.
No me habléis de Mundo de Tinieblas en mucho tiempo, por favor, porque no respondo.
Gracias a Peri, Dumaha, Morgana, FactorFreak y Gica por haber estado todo este tiempo en la mesa de juego. Habrá más partidas, habrá más campañas, pero no habrá más Mundo de Tinieblas.
¡Adiós amigos!

6 comentarios:

  1. Si, totalmente de acuerdo con el sistema de mundo de tinieblas. Odio los Ventrues que tienen 5 a dominación y los Brujah que tienen 5 a celeridad y una katana...esos capullos te pueden fastidiar el juego desde el principio xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso Vampiro funciona mejor con personajes de generación elevada. No obstante, Dominación se limita al no poder usarla con generaciones inferiores, pero Presencia no. He tenido bastantes líos con el uso de presencia, sobre todo entre los propios jugadores. ¿Qué cuánto dura en realidad una escena?. Que si viene ya o no que hace rato que le he llamado, etc, etc...
      El sistema necesita una revisión de arriba a abajo porque tiene muchos puntos que no se sostienen.
      Gracias por pasarte y comentar, Gabriel.

      Eliminar
  2. Gracias a tí por las partidas que nos hacías de cosecha propia y que estaban mucho mejor que las fumadas de MdT.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como las de Nueva Orleans ninguna. Una pena que terminase como terminó. ¿Acaso ninguna crónica de Vampiro puede tener un final feliz, o símplemente un final?.
      Gracias por comentar.

      Eliminar
  3. Gracias Pedro por todo estos años de juego. Eso si, lamentare la falta de Vampiro en el menú, yo aún no estoy tan harto... pero hay tantas cosas nuevas que probar que tampoco se siente tanto ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros por jugar las partidas, que sin vuestra presencia no habría nada.
      Y gracias por comentar en el blog, Gica.

      Eliminar