martes, 13 de agosto de 2013

Carrusel Bloguero: Trucos de Master

Este mes el Carrusel Bloguero vuelve a pasar por el Castillo de Lord Tiempo que, con eso de los calores, nos invita a desnudarnos y contar nuestros trucos a la hora de llevar una partida, campaña o lo que se tercie.

Lo mío no es que se un truco como tal, o sí, pero desde que decidí implementarlo en las sesiones que dirijo me ha ido bien. Consiste, simple y llanamente, en dar libertad total de elección a los jugadores. Desde el principio, cuando se hacen los personajes, hasta que logran finalizar la campaña o morir en el intento, todo lo que ocurre se produce primero por las acciones y decisiones de los jugadores, y después por la propia inercia de la campaña, la marea que debe empujarles hacia su destino. No hay más. Cada sesión parte de un gancho dado por mí o que continúa de la sesión anterior; los jugadores tiene un objetivo y se dirigen hacia él como mejor pueden o creen que debe hacerse. Nunca les digo que no pueden hacer algo (dentro de una lógica) y son los dados, junto con las ideas peregrinas que se les ocurren, los que dictan como va todo y como he de conducirlos hacia los puntos importantes de la partida o campaña.
También me gusta hacer tiradas por que sí, sobre todo cuando están haciendo algo que pueda acarrear un encuentro aleatorio o que sus planes se vayan al traste porque un pnj los ha descubierto, meter pnj que no parecen importantes pero que son piedras angulares de la campaña o dar un giro de 180º a una situación que ellos creían tener controlada.
No es que todo eso sea algo especial porque todos los DJ lo hacemos, pero son cosas que dan alegría en la mesa de juego.

Poco más que contar ya que, creo, soy un jugador de rol que huye de complicaciones a la hora de dirigir o de hacerse personajes. Prefiero unos puntos de partida sencillos que ya complicaré yo las cosas con mi interpretación o mi narración.

Y hasta aquí hemos llegado. Una entrada corta para este Carrusel de agosto pero que tenía ganas de escribir. Además, quedan pocas entradas para hacer el centenar y quiero que la entrada cien sea especial. Si puedo terminar lo que estoy haciendo, que con la carga de trabajo que tiene mi mujer me estoy ocupando yo de nuestra hija y mi tiempo libre se reduce a tres horas diarias, irá para la entrada cien, pero si no lo termino pues a ver qué hago.
Disfrutad de lo que queda de verano o vacaciones y nos seguimos leyendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario