martes, 31 de diciembre de 2013

Bye, bye 2013.

Quedan pocas horas para que el 2013 acabe y toca hacer balance del año, el mejor de mi vida sin duda alguna.
Este año nació mi hija, y ya con eso está todo dicho. El tornado que ha revolucionado mi vida no se puede describir con palabras. Indirectamente también ha revolucionado la vida de los que nos rodean, y mi grupo de juego no ha sido ajeno a su influencia.

En primer lugar, como algunos de los miembros de la mesa ya hacían con otro padre rolero, instauramos un fin de semana al mes para jugar a rol. El resultado ha sido excelente: dos campañas terminadas, Dark Heresy, de +Gica Sabinescu  , y La Horda de la Mano Roja, de Dumaha; una campaña que comienza ahora y de la que ya hemos jugado una sesión dirigida por +Carlos Huertos  (Expedición al Castillo Ravenloft); un par de partidas de La Puerta de Ishtar organizadas por este que escribe; y unas catas del Cacería de Bichos con la ambientación de Dead Space (que tengo que terminar), y un slasher adolescente de Fragmentos (Navidades Sangrientas). También finalizamos Las Crónicas de Transilvania, en las que tengo que diferir de la opinión de +Gica Sabinescu  sobre si Kupala perdió o no. Supongo que todo depende del cristal con el que se mire, pero dejar encerrado a Kupala y que unos misiles nucleares borren Manhattan del mapa pues, hombre, no sé yo quién perdió realmente.
El juego que más me ha enganchado este año ha sido, sin duda alguna, La Puerta de Ishtar por tres razones. La primera que es un juegazo como la copa de un pino. La ambientación es soberbia, llena de matices, y a cada párrafo que lees te asaltan a la cabeza multitud de ideas de aventura. El sistema, sencillo, directo y versátil. Una gozada de juego, no me cansaré nunca de decirlo.
La segunda razón vino de las historias de Conan. En sus primeros meses mi hija sólo dormía por el día en mi regazo o en el de su madre, y lo único que tenía a mano era el pc donde tengo los cómics de La Espada Salvaje de Conan. Su lectura me llenó la cabeza de ideas para llevar a la mesa, y La Puerta de Ishtar fue el sistema que más me convenció para ello, además de que también estaba leyendo el básico en PDF y todo se juntó.
Y la tercera razón es, quizás, la más importante. En mi grupo nos tragamos cualquier juego para echar una partida de una tarde, o quizás dos, pero para jugar campañas la mayoría prefiere juegos con más chicha, más elaborados y con una proyección clara del personaje. Gracias a los Igigu, el juego caló desde el principio y gustó mucho, convirtiéndose por derecho propio en uno de los más votados de cara a jugar campañas en nuestra reunión mensual.
Cuando terminemos Expedición al Castillo Ravenloft es de suponer que Factor Freak nos dirigirá El Reino de la Sombra (y eso espero porque tengo Defensores de Korth calentito, calentito) y, después, retome yo la narración con La Puerta de Ishtar. Eso será, supongo, para otoño 2014, así que aun queda bastante tiempo.

Como proyectos/deseos para el año que viene, me gustaría dirigir alguna sesión a Apocalypse World,
NoTeDuermas, Spirit of the Century (preventa aquí)  y Mouse Guard. Llevar una campaña con un par de tramas arguamentales en The Dresden Files, posiblemente ambientadas en Nueva Orleans (aunque esto último depende más del grupo que de mí), o dirigir unas cuantas sesiones a El Anillo Único, otro juego que me encanta. En el papel de jugador me gustaría que mis dados rodaran en Dark Heresy, La Llamada de Cthulhu, o cualquier otro juego cthulhuideo, El Anillo Único y/o La Puerta de Ishtar, y que Mi Señora Esposa se uniera a algún grupo de juego para así tener un fin de semana fijo para jugar a rol y otro un poco más intermitente donde entraría una campaña de The Dresden Files, Ars Magica o El Anillo Único. A Walküre sé que voy a jugar ya que somos 3 los que somos mecenas del juego en el grupo, así que muy mal se tiene que dar para que no juegue alguna partida. Y si cayera alguna partida de Fragmentos o La Mirada del Centinela ¡me doy con un d20 jumbo en los dientes!
También tengo que terminar de rematar la ambientación de Dead Space con el sistema CdB y la ciudad de Edimburgo para La Llamada de Cthulhu, que llevo años para hacerla y este verano le dí un empujón, corregí, cambié y reescribí parte de ella y creo que queda realmente poco. A ver si para este 2014 consigo algo de eso.
Otra idea que tengo en la cabeza es hacer una ambientación vikinga para La Puerta de Ishtar. No sé si independiente pero compartiendo sistema o que tenga algo que ver con lo escrito en el libro, no lo sé aún. De momento sólo tengo ideas apuntadas de lo que quiero que tenga y algunas fuentes de inspiración (Skyrim, La Guardia de la Noche para Canción de Hielo y Fuego y el suplemento para BRP Mythic Iceland), aunque esto aun está muy verde como para hablar seriamente de ello.
Los gastos lúdicos, al tener una hija que cada día requiere más y una afición que no deja de sacar cosas para comprar, hay que restringirlos. De momento, y en espera de que me llegue FAE, Fate Core y The Spirit of the Century, es poco probable que compre nuevos juegos de rol. Me dedicaré más a comprar suplementos, si es que salen, de los que ya tengo. El espacio en la estantería rolera está ya muy limitado, y si tengo que hacer sitio no sé dónde meteré los cómics que ocupan la última balda, la más cercana al suelo.
Al 2014 le pido que todo siga como hasta ahora, que no me ha ido mal. Tener mi partida mensual fija y, si fuera posible, añadir otra más cada dos o tres meses. ¡No pido demasiado!

Gracias por seguir el blog o símplemente pasar a leer de vez en cuando. Que el 2014 sea mejor que el 2013, vuestros aspectos cambien para mejor, la subida de característica sea propicia y vuestros chiquillos crezcan sanos y fuertes hasta el día en que os diablericen.

2 comentarios:

  1. Varias cosas:

    - Kupala sigue preso, así que yo lo doy por bueno. Destruirle no creo que entrase dentro de las posibilidades del grupo, y con Manhattan murió Tzimisce, que estaba ya un poco gagá y, como Tremere, me daba grimilla, aunque cuando al principio si quisiera ser misericordioso. Todos tenemos nuestras incongruencias.

    - ¿Para otoño de 2014 terminar Ravenloft y el Reino de la Sombra?. Envidio tu optimismo, ojalá tengas razón %)

    - "Muy mal se tiene que dar para que no juegue Walküre": No aprendes con el tema de las frases lapidarias, amigo... ;P Aunque haré lo posible para que si se cumpla.

    Por cierto, gracias a ti por ser "el kiwi" y presentarnos juegos nuevos. Y por animarme a comenzar con el blog, aprendo tras tus pasos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ravenloft no van a ser muchas sesiones (huele a TKP a leguas), y El Reino de la Sombra serán 4 o 5 sesiones, no creo que más. El invierno entra el 21 de diciembre, así que sí que veo factible la Puerta para "otoño 2014". Y siempre puedo turnarme con Sla y dirigir yo antes. :p
      Gracias a vosotros, que tras más de 10 años seguimos reuniéndonos para jugar, beber y el rollo de siempre, por más años que pasen o nuestra vida cambie.

      Eliminar