jueves, 4 de septiembre de 2014

La Mirada del Centinela - La Corte de los Búhos 1 - Lanzadores de Cuchillos

Estas vacaciones he podido dirigir una partida, la primera de unas cuantas, a La Mirada del Centinela basada en la trama de El Tribunal de los Búhos de Batman que, por fín, ha salido todo en un solo tomo. Bueno, todo no. Faltan los episodios del resto de la Bat-Familia que amplían un poco más la historia del Tribunal y el trasfondo de varias Garras.
Como he dicho, esta es la primera partida de una serie de 4 en la que, espero, termine en la formación de un grupo de Centinelas estilo la bat-familia, ya que algún jugador ha expresado sus intenciones de hacerse su propio personaje pero otros prefieren seguir con los que vienen en el libro. Creo que esto sería una buena solución para contentar a todos.
Bueno, vamos al turrón. Aquí os dejo el resumen de la primera sesión.

La Mirada del Centinela - Lanzadores de Cuchillos


Escena 1
Número 9 recibe una llamada de Control mientras hace su ronda habitual. La policía ha encontrado un cadáver en un viejo edificio de apartamentos en Riverview Hills. Cuando Nº 9 llega se encuentra con la Capitana Grim que le informa sobre la situación: varón de entre 50 y 55 años sin identificar. Múltiples heridas producidas por arma blanca. Registrado con un nombre falso. Al subir al apartamento 9 encuentra a un hombre, asesinado hace cinco o seis días, atravesado por una veintena de pequeños cuchillos como los que usan los lanzadores de cuchillos en el circo. Su diseño es antiguo y tiene un búho griego grabado en la empuñadura. Ese dato hace recordar a la Cpta. Grim una vieja leyenda de Betlam:

Cuidaos de la Corte de los Búhos, pues siempre vigilando está.
Gobierna Betlam desde las sombras, oculta en la piedra y la cal.
Vigilan vuestro hogar, vigilan cuando dormís, no susurréis sobre la Corte,
o enviarán a la Garra para que muráis.

Mientras, en la guarida, Fedora toma buena nota de todo lo que le muestra el casco del Centinela. Hay algo en el ambiente, algo raro. Un rastro de disolvente envía lleva a Bates hasta una pared vacía. Tras emplear varios filtros de luz sobre ella, en Control descubren un mensaje escrito con disolvente para pintura: Brooke Wayland morirá mañana.
Tras interrogar al casero, que encontró el cuerpo al hacer su ronda semanal de los viernes para cobrar el alquiler, Nº 9 decide pasarse a echar un vistazo al Circo McNaught, instalado recientemente en la ciudad al lado del Betlam Stadium, en West Side. Mientras tanto, el resto del equipo decide poner bajo vigilancia a Brooke Wayland.

Escena 2
Usando sus habilidades Bates se infiltra en el circo para ver si descubre algo. Sin embargo su presencia no ha pasado inadvertida y es seguido de cerca por un nuevo enemigo. Ya en la carpa central, mientras los trapecistas ejecutan un peligroso número de acrobacias sin red y Bates observa apoyado por Fedora desde Control, una sombra aparece frente al Centinela en el extremo opuesto de la carpa. Alertado por la joven hacker, Nº 9 ve como el personaje, vestido con un traje que se asemeja a un búho, sostiene un par de cuchillos que lanza con destreza al vacío. Haciendo unos cálculos rápidos Control confirma que los cuchillos cortarán los cables del trapecio cuando el trapecista salte para cogerlo, cayendo este al vacío y muriendo al golpear el suelo. Utilizando el Arpón Z, Nº 9 se lanza para atrapar al trapecista antes de que llegue al trapecio. El público se levanta al ver al Centinela cruzar el cielo de la carpa; y la sorpresa se convierte en horror cuando el héroe de Betlam no logra asir al trapecista y este cae al vacío tras romperse la barra del trapecio.
Bates persigue al asesino por los carromatos del circo hasta que logra atraparlo en un pequeño descampado. El búho, o mejor dicho la Garra, resulta ser un combatiente duro y hábil, y sólo los trucos del traje del Centinela, activados in extremis por Fedora desde Control, hacen caer a La Garra. Atrapada y vencida, la Garra es llevada por Movil 1 hasta la guarida para que la examinen allí.



Escena 3
Todo el equipo se reúne para hacer balance de lo que ha ocurrido. ¿Existe la Corte de los Búhos o sólo son unos criminales que utilizan las leyendas de Betlam para cometer sus crímenes? Si el cadáver de los cuchillos murió hace varios días, ¿qué quiere decir el mensaje de la pared?
Mientras Szilard estudia al sujeto que Bates ha llevado a la guarida, Nº 9 y Nº 8 se turnan durante la noche para vigilar la residencia de Brooke Wayland. Por su parte Fedora accede a la agenda de la heredera del imperio Wayland para saber qué plan de trabajo tiene al día siguiente. Salvo reuniones de trabajo, el único momento en que abandonará la Torre Wayland será para la inauguración de la Sala Wayland en el Museo Sprang de Objetos Gigantes.
La inauguración está a rebosar de periodistas deseosos de conseguir una instantánea o una declaración de la joven heredera. Fedora, escondida entre la multitud, observa atenta la posible presencia de las Garras en el Museo. Fuera esperan Movil 1 y Nº 9 para actuar.
Tras cortarse la cinta, de los enormes objetos que cuelgan del techo caen tres Garras. Fedora da la voz de alarma pero las Garras son rápidas. Los guardaespaldas de Brooke caen bajo los cuchillos de dos de los asesinos. El tercer asesino, tras soltar un solemne “Brooke Wayland, la Corte de los Búhos te sentencia a muerte”, lanza sus cuchillos contra su objetivo, impactando y matando a la joven mujer. En ese momento el humo de las cápsulas de Nº 9 llena la sala. Móvil 2 y Fedora se llevan a Brooke a la Centivan mientras Nº 9 consigue reducir a una Garra. Las otras dos escapan, pero al menos tienen a otro asesino.

Escena 4
Con Brooke en el la U.C.I. Y la amenaza de la Corte, es hora de que la vieja guardia tome el control, Goldfield reúne al equipo para comenzar a trabajar. Fedora se infiltra en el sistema del hospital y falsea la muerte de Brooke Wayland que, por un golpe de suerte, se filtra a la prensa y en cuestión de horas es vox populi el fallecimiento de la heredera Wayland. Szilard ha descubierto que las Garras tienen un compuesto en su sangre que hace que regeneren heridas a una velocidad asombrosa. El frío las mantiene dormidas, así que tiene a las dos que ha traído Bates en una sala a baja temperatura. Además, por las pruebas realizadas, ambas tienen casi un siglo de existencia. Goldfield encarga a los Centinelas y a Fedora que investiguen si otra gente importante de la ciudad ha recibido amenazas o sufrido algún ataque. El circo McNaught es otro lugar que hay que investigar, y la autopsia del cadáver de Riverview Hills es necesaria si quieren saber más sobre la víctima y por qué la asesinaron las Garras.
El equipo tiene mucho trabajo por delante y muy poco tiempo.


6 comentarios:

  1. Ya te digo que hay trabajo pendiente... Para empezar hacer quedar un poco mejor al Centinela, porque fue un poco cagada tras cagada, pero bueno... En fin, que vicio de juego y de historias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si no hubiera trabajo, no habría más partidas. XD
      Gracias por comentar, Maese Sabinescu.

      Eliminar
  2. Tontada poco relacionada con la entrada:

    Yo sigo pensando que debería dividirse cada historia del Centinela en "grapas", en vez de escenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Light Artisan.
      ¿La "grapa" no sería más un "actual play", por seguir un poco la jerga comiquera?

      Gracias por pasar y comentar. :)

      Eliminar
  3. Me he topado con esto por casualidad. Es curioso por que una de las futuras aventuras que tenia pensadas para el centinela estaban fuertemente inspiradas en este arco argumental, deseando saber mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rubén.

      Me alegro que la casualidad te haya traído aquí. ¡Bienvenido! En cuanto pueda reunir al grupo volverán las andanzas de Nº9, Fedora y los Búhos a Betlam.

      Gracias por la visita y el comentario.

      Eliminar