lunes, 26 de enero de 2015

Cultos Innombrables. ¿Puedo jugar con la locura?

And the hell fires raged in his eyes
He said you wanna know the truth son?
Lord, I'll tell you the truth
Your soul's gonna burn in a lake of fire
Can I Play With Madness, Iron Maiden

Ya era hora que NoSoloRol sacase su juego de rol sobre los Mitos de Cthulhu, y aunque se ha hecho esperar por fín llegó a finales del año pasado. Y digo que ya era hora porque NSR siempre da su propio estilo a los juegos que publica, y toque gamberro que choca contra lo que estamos acostumbrado. Cultos Innombrables, el juego que vamos a ver hoy, no es ajeno a ello pues huye de la idea de investigador vs. Mitos y nos pone en la piel de gente que no combate a los Mitos sino que los usa para un conseguir un fin que puede ser destruir el mundo (¿quién no ha hecho nunca una trastada?) o combatir el mal, el fuego con el fuego. Como diría Raimond de Arkham, “Los Mitos están conceptuados socialmente muy mal, pero los Mitos son…como te lo voy a decir, el bienestar, la alegría, la auténtica salud”

Vamos a verlo.
Portada del libro, por Javier Charro
Las 287 páginas numeradas de Cultos Innombrables vienen envueltas en cartoné ilustrado por Javier Charro. El interior es obra de Borja Pindado y Marga F. Donaire. El libro es a todo color, con generosas y espectaculares ilustraciones que ocupan media página o una entera. Da la sensación de que algunas ilustraciones se comen el libro, que todo es tan grande que no sabes por donde cogerlo. Acostumbrado, quizás, a las fichas de La Mirada del Centinela, por comparar un libro que usa el mismo sistema y es la misma editorial, los personajes pregenerados de Cultos Innombrables no están de cuerpo entero sino que la ilustración llega hasta la mitad del muslo, siendo considerablemente más grandes. Pero lo que en los personajes puede resultar excesivo, en las criaturas de los Mitos queda perfecto. Los Dioses Exteriores, Primigenios y criaturas menos poderosas, pero no por ello menos peligrosas, son una auténtica delicia. Como no podía ser de otra forma, las imágenes de estos seres se alejan del modelo clásico al que estamos acostumbrados para mostrarnos una nueva versión de ellos mismos sin que por ello pierdan la identidad. La imagen de Nodens, del byakhee o del mi-go cambia, muta, se renueva en esta particular versión de los Mitos de NoSoloRol. La maquetación, sin embargo, es en lo que tengo más sensaciones encontradas. Por un lado tenemos los relatos que acompañan cada capítulo. Escritos por Rosendo Chas, que también escribió los de sLAng, se nos presentan sobre la ilustración de un libro de hojas rosadas, quizás intentando dar sensación de viejo. Este contraste no es malo y se dejan leer, siendo algunos muchísimo mejores que los que aparecen en algunas antologías. Si os gustaron los del ya mencionado sLAng, estos seguro que no os dejan indiferentes. Ya en materia, el libro se divide entre la maquetación sencilla, ligera y agradable que imita un libro antiguo, un tomo de los Mitos, con símbolos característicos de ellos, y una horrible y pesada fuente blanca sobre fondo negro. Personalmente a mí, que veo menos que un gato de escayola, me ha costado horrores leer estas partes del libro, y si ya lo intento en su versión pdf me dejo los ojos. Y la verdad es que es una pena porque el capítulo de los Dioses y Primigenios, que con las ilustraciones que traen se te cae la baba, está todo con esta combinación de blanco sobre negro, descansando los ojos cuando llegamos a las criaturitas pequeñas. Quizás esto no moleste a quién tenga una vista perfecta, pero a mí me ha cansado bastante. También tiene algunas erratas, qué le vamos a hacer, pero se cuentan con los dedos de las manos.

Si no te gusta lo que tus ojos ven, ¡arráncatelos!
El sistema que usa el juego es el sistema HITOS, el mismo que La Mirada del Centinela. En esta ocasión NoSoloRol evoluciona las mecánicas para ofrecer un nuevo enfoque al sistema de daño y meter reglas de Cordura, Magia y Degeneración. Si ya conocéis el sistema, y os gusta, las nuevas reglas seguramente os enamoren, como a mí me ha pasado, y veáis que son tan claras y sencillas que se pueden adaptar a otras ambientaciones con unos cambios mínimos, sobre todo a Mundo de Tinieblas. Además, como en un buen juego de los Mitos de Cthulhu, los libros malditos, los hechizos enloquecedores y los grimorios prohibidos tienen su hueco en las reglas y encajan como un guante en el sistema que propone HITOS, aspectos incluidos. La Degeneración, porque quien con Mitos se acuesta amanece mojado (lo sé, estoy que me salgo), me ha parecido otra de las cosas que se ha resuelto para quitarse el sombrero. ¿Se nota mucho que HITOS es un sistema que me encanta? Pues con las nuevas reglas que le han metido mejora mucho, creedme.
Para finalizar el repaso al libro, y esto es algo que parece que a algunos se les olvida poner, el libro trae dos partidas para meterse de lleno en esto de los Cultos Innombrables. La primera de ellas, donde los personajes no pertenecen al culto, me ha parecido muy típica de Cthulhu y sólo al final es cuando se descubre el pastel de los cultos y tal, dejando la continuación abierta a que los pj se unan o no al culto. En la segunda los pj ya forman un culto, o parte de él, y me ha parecido más interesante de cara a lo que el juego quiere mostrarnos, cultos que adoran a deidades de los Mitos en la época actual.

Yig, por Borja Pindado
Concluyendo, Cultos Innombrables puede considerarse un puñetazo en la mesa de NoSoloRol en cuanto a juegos de los Mitos de Cthulhu se refiere. No sólo te presentan un libro a todo color, tapa dura y un precio realmente majo, sino que el sistema HITOS sube un escalón en el que se aleja de su vertiente aventura/heroica/comiquera y se torna más duro, peligroso y letal tanto física como psíquicamente. La ambientación está centrada en la época actual pero no constreñida en ella, por lo que dirigir una campaña en plena IIGM donde los personajes investigan los Mitos de Cthulhu, en un bando o en otro, para inclinar la balanza de la guerra es totalmente posible, y seguro que queda de miedo. Por otro lado, no sé si positivo o negativo, es un juego que, en mi opinión, pide a gritos que lo alimenten y lo expandan. Una pantalla, suplementos con cultos nuevos o incluso de ciudades para desarrollar las campañas al estilo de los Secretos de... de La Llamada de Cthulhu y, sobre todo, criaturas. En el libro se echan en falta Primigenios como Y'golonac o Glaaki. Esto es debido, supongo, a que los derechos de estos bichos no son libres, al contrario que los de H.P. Lovecraft, y por ello sólo encontramos criaturas del Maestro y no de los advenedizos que llegaron después. Es aquí donde se abre la puerta a los aficionados para dar rienda suelta a nuestra creatividad, y eso es un buen punto para el juego. Quizás es que aun estoy con el subidón tras su lectura, pero al igual que existe el juego organizado para otros juegos de rol, crear algo parecido para Cultos Innombrables donde cada culto pugna para conseguir sus fines dentro de una campaña a gran escala creo que le daría mucha vida a este juegazo.

2 comentarios:

  1. El Perro de Tindalos aparece en la pagina 245-246 como ejemplo de pasar un monstruo al sistema Hitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Finarfin.

      Cierto es. Patinazo mío. Repasé el capítulo de Criaturas y ni me acordé del ejemplo en el capítulo de Dirección.
      Lo corrijo ahora mismo.
      ¡Muchas gracias!

      Eliminar