martes, 22 de septiembre de 2015

Mis Primeras LES

Esta entrada no debería ser como es, pero me he dejado el borrador en el trabajo y no quería dilatar más lo que han sido mis primeras LES y mi primera vez dirigiendo en unas jornadas. No es no haya estado en jornadas, que he estado en unas cuentas, y en todas ellas porque invitaban a mi señora para hablar de su libro y de rol, pero sí han sido las primeras en la que participaba de forma activa, dirigiendo además The Dresden Files, un juego que me encanta tanto por ambientación como por sistema.
Todo empezó con un mail de Pedro J. Ramos proponiéndome dirigir una partida de The Dresden Files en las LES. Obviamente dije que sí, y que fuera lo que Mab quisiera. Por fortuna la partida la había testeado antes con mi grupo de juego, y gracias a las opiniones que dieron pude arreglar algunos pj e intentar prever cómo iría la partida, qué ganchos meter y por dónde tirar si se atascaban los jugadores. O eso creía yo.
Llegué a las LES a las 9:20 y me tocó hacer cola. ¿Por qué los narradores tenemos que hacer cola? No lo entiendo. No es que crea que debemos tener trato de favor, es que no vamos allí para apuntarnos a las partidas de nuestro turno porque nosotros hacemos esas partidas. En fin, cosas de la organización. Aunque lo de organización es una forma de hablar ya que tuve que preguntar a 5 camisetas naranjas, y hacer dos colas más, para saber que mi mesa, dónde iba a ser la partida, además de no saber nadie cuál era, estaba llena. Exactamente, y en palabras de quien estaba en el ordenador, “no queda sitio ni para el máster, que se han apuntado más gente de la que debía”. Aquí empezaron los sudores fríos y el acojone. Al final me mandaron para la zona de NoSoloRol donde me hice fuerte en una mesa tras ponerme en otra y un niño de unos 7 u 8 años me echara diciendo que a él le habían dicho que esa era la de Pequeños Detectives de Monstruos. Ante la vehemencia de sus palabras no pude sino irme a otra mesa, pedir que trajeran dos sillas que faltaban e intentar tranquilizarme un poco pues los nervios eran ya un problema. En cuanto saqué el libro (aunque no lo abrí para consultas, Héctor Prieto de la Calle :p ) aparecieron los jugadores cual tiburones al olor de la sangre, en concreto la mía.

Explicando a grandes rasgos los rudimentos de este juego.
La foto es de Pedro Gil y podéis ver más aquí.
Repartí los pj, cinco mujeres del Ordo Lebes de Chicago que pasaban unos días en Nueva Orleans; expliqué un poco el sistema, lo justo para poder empezar sin problemas, y les hice unas preguntas para definir al pnj que sería el gancho, y motivación, de cada uno a lo largo de la partida. Después definieron unos cuantos aspectos para terminar el pj (los dejé sólo con el Concepto Principal, Problema y un aspecto adicional) según ellos lo veían o lo querían interpretar.
La partida duró hasta las 13:40, más o menos, y se consiguió terminar. Me gustó que entre los que conocían el dresdenverso y los que conocían Fate la partida no tuvo mucho parones. Obviamente, en una partida de investigación, siempre hay momentos en los que los jugadores se quedan en blanco, pero creo que los posibles caminos que podían tomar, y las pistas que iba dejando, les ayudaron a tomar las decisiones que tomaron. Por supuesto, cualquier coincidencia con la primera vez que narré la partida fue casualidad.
Al terminar la partida sé que a tres de ellos sí que les gustó la historia, casualmente los tres que se echaron el peso de la acción a la espalda. Bien es cierto que quizás eran los tres personajes que más salidas tenían en esta partida, dejando a los otros dos en un segundo plano, e incluso a uno que sólo podría usar su poder en unas situaciones muy, muy concretas. Apunto este fallo para la próxima vez hacer personajes más versátiles y activos y que nadie se quede en la fila de atrás.
Por mi parte, comencé con muchos nervios, la boca seca y la voz temblorosa, pero poco a poco se fue pasando y pude mover el motor de la partida sin muchos problemas. Me llevo la satisfacción de que uno de los jugadores me preguntó si colgaría la partida en algún sitio, lo cual me parece que es un buen signo de que tan mal no se habrá hecho.

Mi experiencia en las LES fue buena, aunque no estuve en charlas, paneles ni como jugador, pero me gustó mucho ver gente de toda edad y género jugando y llenando las mesas. Había mucha gente, muchísima, signo de que esto no está tan muerto como muchos haters pregonan por la red. También fue agradable saludar a la gente de NoSoloRol que estaban allí (Ros, Charro, Edén), y conocer a algunos a los que sólo conocía por correo (Ana). Gracias a ellos estuve allí y, sí, puedo parece pesado con el tema pero para alguien como yo, poco activo en redes sociales, perteneciente a esa “segunda fila” de roleros (por decirlo de alguna manera, aunque la frase no me gusta) es todo un orgullo que NoSoloRol me ofreciera dirigir uno de sus juegos estrella en unas jornadas como las LES, que no es moco de pavo. Gracias también a los jugadores que se apuntaron a la partida y que durante tres horas y media largas estuvieron recorriendo Nueva Orleans durante toda una noche buscando a su amiga desaparecida.

17 comentarios:

  1. Tercas si que fuimos un rato, con no querer parar de buscar a nuestra amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Torak. ¡Qué bueno que un jugador de las LES se pase por aquí!
      Según dibujasteis a Mag, y sabiendo que había algo muy raro ahí, lo raro hubiera sido irse de farra por Nueva Orleans, salvo en Megan Fox que sólo la faltó bailar cuando supo que estaba fiambre XD.
      Gracias por pasarte y comentar, Torak. Por cierto, ¿a quién llevaste tú en la partida?

      Eliminar
    2. A la mantenida, Joan Wingfield. Mira que matarme a mi mecetas/madrina. Muy grande el asco y tiria de la compañera a Mag, pero la estrella nuestra "a veces veo muertos". Muy divertida y espero coincidir en mas eventos y que sigas dirigiendo.

      Eliminar
    3. Ok, que en G+ te tengo con otro avatar. XD

      Eliminar
  2. Vaya, no sabía que estabas por allí. Me hubiera gustado saludarte y hablar un rato. Otra vez será.

    Muy buena crónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Steinkel.

      Estuve lo justo para dirigir, pues en cuanto terminé tuve que salir corriendo para casa que mis resposabilidades me reclamaban. XD No pude ni pasarme por las tiendas, ni el mercadillo, ni ná. :''( El año que viene intentaré estar más tiempo. :)

      Gracias por pasarte y comentar, ¡y por la foto! XD

      Eliminar
  3. ¡Sabía que no abrirías el libro! XD

    Me alegra mucho saber que la experiencia fue tan satisfactoria. ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro, teniendo la chuletita tan maja que viene en el libro... :p

      Eliminar
  4. Espera, espera... ¿cómo que tuviste que hacer cola para apuntarte a tu partida? A ver, las colas que hay que hacer son las siguientes:

    - Cola para coger la hojita en la que rellenas tu "ficha". El sábado sé que las estuvieron repartiendo previamente para que la gente fuera con ellas ya rellenas cuando abrieran la puerta.
    - Cola para entregar la ficha rellena y que te asignen un número.

    Y luego... ya no tienes que hacer más colas para dirigir. La gente se pone a la cola para apuntarse a partidas, pero esos son los jugadores; los directores de juego se van directamente a su mesa y ahí esperan a que lleguen las víctim... estooo, los jugadores.

    Llevo años dirigiendo en las LES y la cosa funciona así. Un truco para librarte de la cola en la que te asignan número los sábados... es ir el viernes, que hay menos gente ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos.

      Efectivamente todo fue así, como dices, pero cuando me dieron el número pregunté dónde era la partida de Dresden porque era yo quien dirigía y me dijeron que me pusiera en esa cola, señalando la de inscripciones. Insistí en que dirigía yo y me mandó a esa cola. Es posible que esa persona no me entendiera bien, había mucho ruido. El caso es que cuando llegué a la inscripción volví a decir lo mismo "la mesa del Dresden Files cual es, que soy el que dirige" y me respondieron "ya está llena, no hay sitio". Y vuelta a decir que era quien dirigia y ya me mandaron para la zona de NSR.
      Sospecho que no tenía mesa asignada, porque la de Pequeños Detectives era la mesa donde me puse al principio y el niño preguntó a los de naranja, miraron sus móviles y dijeron que sí PDdM era en esa mesa y para el Dresden que me pusiera en otra, pero nadie me dijo en cual. Vamos, que fijo que no tenía mesa asignada fija y podía ponerme en cualquiera de las de NSR, menos en la de Detectives. XDD Y pregunté a uno de fuera nada más llegar, que me dijo que la cola y tal; al de los numeros, que me mandó a las inscripciones; al de las inscripciones, que me mandó a NSR; al chico de NSR que estaba allí, que me dijo que me pusiera donde quisiera; y a los dos camisetas a los que llamó el niño ue, lo mismo, dijeron que me pusiera en una de las mesas que quedaban y faltaban dos sillas.
      Para la próxima vez ya sé cómo va la cosa. ;)

      Eliminar
    2. Estoy flipando...

      El que te mandó a la cola de inscripción no se enteró, porque no es en absoluto necesario... De todas formas, cuando te confirmaron la inscripción de la partida te llegaría un correo, ¿no? En mi caso había un PDF en el que ponía, en rojo, la mesa que tenía asignada (la R-1). Según entras en las LES hay un mapa en la pared de la izquierda (camino de los baños), y ahí puedes ver la tuya.

      Vamos, problemas de novato en estas lides... pero sí es cierto que el que te mandó a la cola de inscripción se cubrió de gloria xD. Igual no te entendió bien, porque vamos, el proceso lleva siendo el mismo años y años.

      Por lo menos me alegro de que la partida fuera bien :).

      Eliminar
    3. Ah, bueno, matizo... es posible que el que estuviera dando números no tuviera acceso en el sistema informático al listado de mesas y que el listado sólo estuviera en los ordenadores de inscripción... pero vamos, yo me habría saltado la cola, desde luego.

      Eliminar
    4. ¡Saltarme la cola! Eso me da puntos de caótico, y en mi primera visita a las LES sería de muy mala educación. XD
      En los años venideros, si vuelvo por allí, ya sé cómo hay que hacerlo. :D

      Eliminar
  5. Yo jugué la partida y me lo pasé muy bien. Tiene mucho espíritu Dresden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ro.
      Tengo que hacer una entrada comparando ambas partidas, la de testeo y las de las LES. La evolución de cada partida por la invocación de aspectos puede ser un buen ejercicio para que la vea como influyen esas mecánicas en el desarrollo de la aventura.
      El espíritu Dresden, para mi gusto faltaron hadas y un denario o dos, pero sobre todo hadas.

      Gracias por pasarte.

      Eliminar
  6. Me siento orgullosa de que mis acérrimos detectives defendieran nuestra mesa con tanta tenacidad :D

    Pero me alegro de que, a pesar del lío de mesas, la partida y todo fuera bien. NSR tenía tres mesas y no, ¡la de Pequeños Detectives no se cedía! :p El sábado también hubo movida con las mesas de la carpa, se perdieron las asignaciones y nos poníamos donde se podía... Pero todo salió bien y una cosa que tenemos que tener en cuenta el próximo años.

    ¡Un placer haber coincidido contigo y espero que te animes a dirigir más partidas de Dresden! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana.

      Ese pequeño no era un detective, era un agente del MI6 que quería ganarse su licencia 00. XDD

      Gracias por la visita y el comentario.

      Eliminar