lunes, 1 de febrero de 2016

Ahnenerbe: Nigromancia, segunda parte.

Tras una semana en la que unas dolencias me han tenido más en cama que de pie, conseguimos poner sobre la bocina nuestra entrada de los lunes. Si antes me propongo algo, antes aparecen las complicaciones. Manda huevos.
Vamos a lo que interesa, el segundo conjunto de hechizo nigrománticos para Hitos/Cultos Innombrables, todos ellos, al igual que los de la primera lista, sacados y modificados desde el libro básico de La Llamada de Cthulhu.

Nombre: Crear zombi auténtico.
Tipo de ritual: Invocación.
Descripción: En un cadáver humano cuyo estado le permita moverse tras la reanimación, el hechicero pondrá treinta gramos de su propia carne, arrancados con un cuchillo de plata, en la boca del cadáver. Tras una serie de rezos, besará los labios del muerto para insuflarle parte de su propio ser y obtener, así, un esclavo fiel que le seguirá y obedecerá mientras el nigromante viva.
Efecto: Si el ritual tiene éxito, el zombi resultante obedecerá todas las órdenes que le de el nigromante. A diferencia de los esclavos blanco y negro, este zombi no se descompondrá hasta que el nigromante muera. Usa el zombi descrito en la página 186 de la Guía Básica de Hitos para representar al sirviente revivido.
Dificultad: 23.

Nombre: Encontrar ingredientes
Tipo de ritual: Invocación.
Descripción: Aunque el nombre original de este hechizo hebreo sería algo cercano a “ver al vida”, los nigromantes, dentro de su extraño humor, lo rebautizaron como Encontrar ingredientes.
Tras rezar a los se'irim y shedim, el brujo tendrá el poder para localizar a sus víctimas.
Efecto: Este hechizo tiene un efecto reducido al tamaño de una casa, más o menos, y además el área del hechizo debe ser visible por el brujo (no funciona con mapas o fotografías). Una vez completado el ritual, el hechicero podrá distinguir los diferentes seres vivos dentro del área del hechizo (perros, gatos, humanos...), pero no los podrá distinguir individualmente (sabrá que hay un humano pero no quién es ese humano)
Dificultad: 12.

Nombre: Esclavo de carne.
Tipo de ritual: Maleficio.
Descripción: Cuando un nigromante roba el alma a una persona, también obtiene poder sobre su cuerpo. Mediante un simple rezo puede darle órdenes, determinadas y concretas, que obedecerá sin mostrar resistencia alguna, sean cuales sean.
Efecto: Este ritual convierte a una persona afectada por Robar el alma en una marioneta al servicio del nigromante. La víctima estará bajo el control del brujo hasta que finalice la tarea, muera alguno de los dos, o el hechizo finalice.
Dificultad: 15.

Nombre: Mortificar.
Tipo de ritual: Invocación.
Descripción: Más que un ritual útil, Mortificar es un mero entretenimiento entre nigromantes. El hechicero atrae, por la fuerza, el espíritu de alguien que haya matado él personalmente. Este espíritu inmaterial, repetirá lo que estuviera haciendo antes del momento de su muerte.
Efecto: Atraer el espíritu de una víctima y ver lo que estaba haciendo antes de su muerte.
Dificultad: 10.

Nombre: Polvo contra zombis.
Tipo de ritual: Ungüento (polvo).
Descripción: Este ritual fue inventado no sólo para protegerse de los posibles zombis que un enemigo pueda enviar para matarte, si no también para ser un medio de protección cuando se crean zombis como el esclavo negro. El polvo es el resultado de una mezcla de intestinos de zombi, treinta gramos de carne del realizador del hechizo (arrancados por él mismo y a mordiscos), y una extraña planta que crece en la Selva Negra, aunque se han encontrado otras variedades en otras zonas selváticas de África y Sudamérica. La mezcla de ingredientes debe ser secada y machacada cuidadosamente durante un largo proceso en el que el brujo no debe dejar de cantar. El polvo resultante será de un blanco níveo y casi brillante, y estará listo para su uso. De la receta normal se obtiene tanto polvo como para crear una barrera de treinta metros de largo.
Efecto: Una vez creado el polvo, este se echa en el suelo para crear una barrera mágica que ningún zombi podrá cruzar. Esta barrera puede destruirse se algo rompe la línea creada por el polvo de zombi.
Dificultad: 14.

Nombre: Resurrección
Tipo de ritual: Invocación.
Descripción: Este peligroso ritual trae de las garras de la muerte a una víctima. Para lograr este milagro debe reducirse el cadáver completo hasta conseguir un polvo azulado formado por los compuestos y sales esenciales del muerto. Este polvo se vierte en el ataúd del cual salió el cadáver, el cual debe cerrarse y sellarse con cera. En el ataúd se inscribirán las runas de resurrección apropiadas para que el muerto vuelva a la vida. Si no se poseyera el cadáver al completo, el ser revivido podrá ser un horror apenas vivo compuesto sólo por las partes que pudieron recuperarse.
Efecto: Este hechizo revive a un muerto, simplemente. La criatura revivida mantendrá todos sus conocimientos en vida y será como si nunca hubiera muerto. Este hechizo se usa, sobre todo, para interrogar a prisioneros con los que el interrogador se ha excedido y de los que no obtuvo toda su información. Interrogar, matar, revivir, volver a interrogar, matar y revivir de nuevo es algo que puede destruir la poca razón de una persona.
Existe una forma de revertir el hechizo, aunque es algo complicado. Sin necesidad de introducir el cuerpo vivo en el ataúd, si en su presencia se recitan al revés las runas inscritas para su resurrección y se supera una prueba de VOL + Brujería contra el Aguante del resucitado, este volverá a convertirse en polvo de nuevo.
Dificultad: 30.

Nombre: La visión del muerto.
Tipo de ritual: Invocación.
Descripción: El control sobre los zombis que poseen los nigromantes suele sorprender incluso a ellos mismos. Con las técnicas y rezos adecuados, un nigromante puede ver a través de los ojos de uno de sus muertos. Para poder hacer este prodigio, los ojos del muerto son arrancados y sumergidos en un compuesto químico especial. El nigromante también debe arrancarse sus ojos y guardarlos en un lugar seguro. Los ojos del muerto son introducidos en la cuencas del nigromante, momento en el cual el brujo estará dentro del zombi, moviéndose y percibiendo el entorno como su sirviente lo haría. El nigromante puede recuperar sus ojos originales revirtiendo el hechizo de forma similar a como se ha realizado.
Efecto: Si el ritual tiene éxito, el nigromante manejará al zombi como si fuera el mismo, viendo todo lo que pasa a su alrededor y pudiéndose mover libremente. Existen variantes de este hechizo tales como La lengua del muerto o Los oídos del muerto, que permiten escuchar lo que ocurre alrededor del muerto o hablar por él como si fuera el nigromante, lo que facilita enviar mensajeros sin peligro a traiciones o similares.
Dificultad: 18.

No hay comentarios:

Publicar un comentario