lunes, 19 de septiembre de 2016

Cultos Innombrables: Abhoth

Hoy comenzamos una nueva serie de entradas temáticas, similar a las de Dragon Age, pero centradas en los Mitos de Cthulhu, concretamente en la visión que NoSoloRol nos ha traído con su juego Cultos Innombrables.
Todos lo que tengáis el juego, y tengáis también alguna edición de La Llamada de Cthulhu, habréis observado que el número de Dioses, Primigenios y criaturas de los Mitos es sensiblemente menor en Culto Innombrables; y es que ni todos los monstruos de los Mitos son de Lovecraft, ni todos están libres de derechos. Así que, como yo no tengo los problemas legales que podría tener una editorial al sacar algo sobre lo que no tiene derechos, salvo si te dedicas a los juegos de mesa y quieres sacar la edición 25 aniversario de algo, voy a ir poniendo en el blog los Dioses, Primigenios y monstruos que en Cultos Innombrables no aparecen a fin de que se puedan volver locos a vuestros queridos cultistas.

ABHOTH
...una masa grisácea que casi obstruía el pozo de lado a lado. Parece que allí
se encontraba la fuente definitiva de la destrucción y la abominación. Porque
la masa de color gris se inflaba y se estremecía continuamente; y de ella,
en fisiones múltiples, habían sido engendrados los cuerpos que deslizaban por la cueva.
-Las Siete Obligaciones, Clark Ashton Smith


Historia
Un estanque sucio y enfermo
Según la poca información que se tiene de este Dios, Abhoth existe desde los tiempos hiperbóricos, donde era adorado por unos pocos cultos a los que el propio dios exterminó. Se dice que de él nació todo mal, como si de una caja de Pandora se tratase, aunque este dato es poco claro y no muy fiable.
Su origen extraterrestre y su forma primitiva indican, de alguna extraña manera, que puede existir una relación entre él y Tsathoggua. Descansa, según algunos pocos estudiosos, en unas profundas cavernas bajo el pueblo de Dunwinch, en Nueva Inglaterra.

Cultos
¡No quiero tu adoración!
Abhoth no posee cultos, ni aquí ni en las Tierras del Sueño; y los pocos grupos que han adorado al dios han sido devorados por él.

Seguidores
Mi semilla, mi alimento
El cuerpo de Abhoth produce continuamente pequeños engendros monstruosos y que a veces huyen de él y otras le adoran durante breves instantes, el tiempo que tarda el dios en crear un tentáculo de su masa y devorarlos.

Influencia
En mi soledad, gobierno
Al no poseer seguidores, la presencia de Abhoth en el mundo es prácticamente inexistente. A veces, por medio de telepatía, exige sacrificios a las mentes débiles, aunque la mayoría de las veces es él quien se desplaza para buscar a su víctima. Abhoth habla telepáticamente con su víctima, a la que luego destruye o ignora dependiendo de los caprichos del dios.

A efectos de juego
Abhoth es un ser peligroso e impredecible. Puede que los personajes sepan de él por algún texto antiguo, posiblemente hitita, o bien porque una de sus crías haya conseguido escapar de él y haya sido vista. Sea como sea, si un culto adora a este dios, tarde o temprano será devorado por él mismo, aunque en el mejor de los casos el dios los ignorará hasta que requiera de algún sacrificio.

2 comentarios: