domingo, 25 de diciembre de 2016

Cultos Innombrables: Cthugha

Último primigenio de este MMXVI que se acaba en pocos días. A partir del MMXVII, tan sólo quedará medio milenio para que el Dr. Nevel Kingston-Brown tenga contacto con la Gran Raza de Yith. Vosotros no lo veréis, claro, pero yo sí. Otra vez.
Hoy toca Cthugha, un primigenio salido de la mente y pluma de August Derleth, autor no exento de polémica. Según algunos aficionados, a la muerte del maestro Lovecraft, Derleth usurpó los derechos de los Mitos a su amigo y los pervirtió, clasificando a las entidades según los cuatro elementos de la naturaleza y llenando los huecos con aberraciones de su invención. Ese es el caso de Cthugha o Ithaqua, por ejemplo. En mi opinión, sin el trabajo de Derleth la obra de Lovecraft no tendría el peso y fama que tiene, y al igual que otros autores como Bloch, Campbell o Lumley, Derleth sólo puso su granito de arena, su pequeña contribución, a hacer más grande el imaginario de los Mitos.

Cthugha
Ph'nglui mglw'nafh Cthugha Fomalhaut n'gha-ghaa
¡Naf'l thagn! ¡Iä!
¡Cthugha!


Historia
La Llama Viviente
Cthugha fue el primer primigenio en llegar a nuestro planeta cuando este aun no era un cuerpo sólido. A medida que el planeta se solidificaba, sus hijos fueron retirándose a su interior hasta que los Dioses Exteriores los expulsaron. Se cree que Cthugha no era la informe masa ígnea que es hoy en día, sino que fue en la batalla contra los Dioses Exteriores en la que se convirtió en lo que hoy es, exiliándose a Korvaz, una pequeña estrella cerca de Fomalhaut.

Cultos
De las brasas surgen las llamas
Los antiguos sacerdotes estigios veneraban a Cthugha, aunque su culto se diluyó al entrar en contacto con la religión cartaginesa de Melkart y Moloc. En el siglo VI, el profeta Nestar Mobedan Mobed formó un importante culto consagrado a Cthugha amparado por el credo zoroástrico.
La adoración a Cthugha se pierde en la historia, si bien algunos acontecimientos pueden ser signo de la presencia de cultos o del mismo primigenio. El gran incendio de Londres de 1666, el Evento Tunguska en 1908 e incluso el devastador incendio que asoló Australia en 2009.
Pequeños cultos han participado en la Noche de Beltane, una celebración celta consagrada al fuego, aprovechando el auge de estas nuevas prácticas en el siglo XXI.

Seguidores
Lo que alimenta el fuego
Los Vampiros de Fuego y los Jinni, posiblemente otras de las formas de llamar a los Djinn, obedecen a este primigenio. Los Vampiros de Fuego sirven de escolta a Cthugha, y aparecen en primer lugar, quemando todo a su alrededor, antes de que el primigenio haga acto de presencia.

Influencia en el mundo
Cenizas a las Cenizas
Cthugha no se preocupa por lo que ocurre en una bola de piedra fría, y sólo acude cuando es invocado. Las veces que esto ha ocurrido, y la invocación no ha controlado al primigenio, Cthugha ha arrasado todo a su paso, incluido a quien le había llamado. Los más grandes incendios de la historia del hombre, como el de la ciudad de Roma, son el resultado de su presencia.

A efectos de juego
Cthugha en un primigenio poderoso y peligroso. Para llamarlo hace falta que haya fuego cerca, y a partir de ahí se puede desatar el verdadero infierno. Todo culto con delirios apocalípticos puede utilizar a esta entidad como el arma de destrucción definitiva, teniendo en cuenta que no vivirán para ver el resultado de su obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario