sábado, 4 de febrero de 2017

Cultos Innombrables: Ithaqua

La marmota Phil ha predicho seis semanas más de invierno, y nada mejor que celebrarlo con un primigenio muy invernal. Ithaqua, al que Derleth relacionó con el frío cuando clasificó los Mitos por elementos, tomando la leyenda del wendigo de las tribus indias del norte para tal fin.
...donde debería haber estado la cabeza de aquella figura,
en ese preciso lugar, había dos brillantes estrellas,
visibles a pesar de la oscuridad, dos brillantes estrellas
¡qué relucían ardientes como si fuesen ojos!
-El ser que caminaba en el viento, August Derleth


Historia
El Que Camina Con El Viento
Ithaqua llegó a nuestro planeta tras escapar de su prisión en el mundo de Borea, un lugar en una dimensión paralela a la nuestra. Su aspecto es de una gigantesca criatura antropomórfica de pies palmeados, luminosos ojos carmesíes y cubierta de pelaje blanco que camina suspendido en el aire. También suele adoptar la forma la un gran tormenta de nieve, o incluso de niebla, ambas con sus distintivos ojos presentes.

Cultos
La sangre es el calor que calma al frío
Ithaqua ha sido adorado en todo el mundo. Algunos estudiosos de los Mitos encuentran ciertas similitudes entre Ithaqua y los dioses Quetzalcóalt, Thor y Enlil, pero es en las regiones frías de la Tierra donde se encuentran más activos sus cultos. En Cold Harbor, Alaska, se encuentra el mayor de ellos; y en zonas de Canadá, sobre todo en aquellas donde los ojibwa tienen más presencia, el norte de Europa y Siberia también veneran a esta criatura. En todos ellos, los sacrificios humanos, sobre todo de víctimas raptadas o de gente opuesta a su religión, forman parte de las ceremonias.
Cada cinco años, momento en el cual el primigenio regresa a la tierra, sus sectas sufren un poderoso renacimiento. Algunos de sus miembros son poseídos por un ansia caníbal que pone en peligro al culto entero. Otros, los más afortunados, sienten una terrible necesidad de andar sin poder detenerse hasta que mueren o se encuentran con el primigenio.

Seguidores
Los corceles que surcan el frío espacio
Hay rumores que relacionan a Ithaqua con el wendigo, a veces como un miembro de esta raza, a veces como otra raza con algún antepasado común. Si esto es cierto, Ithaqua podría tener cierta influencia con los shantaks, criaturas que pueden viajar a través del espacio.

Influencia en el mundo
Y la muerte vendrá del frío, más blanca que el propio blanco
Ithaqua es responsable de muchas de las desapariciones que ocurren en Canadá y, prácticamente, en todo el norte. La mayoría de sus víctimas desaparece durante días, meses o incluso años, apareciendo tiempo más tarde cubierta de una fina nieva blanca y con aspecto de haber sufrido una gran caída. Algunas de ellas, la que aun viven, balbucean incoherencias glorificando al primigenio. Otros vuelven convertidos en una criatura de apariencia similar a Ithaqua y con una gran resistencia a las bajas temperaturas, impidiendo su regreso a la civilización. Estas criaturas han dado lugar a las leyendas del Big Foot o el Yeti. Unos pocos vuelven, los que menos, con algún objeto extraño, de origen ajeno a nuestra realidad y completamente locos. En la mayoría de los casos, no obstante, las víctimas aparecen con alguna extremidad amputada o directamente muertas, con indicios de haber sido devoradas por algún gran depredador.

A efectos de juego
Ithaqua es el clásico primigenio que puede adorar un culto degenerado. Raptos, sacrificios y canibalismo son el modus operandi y el día a día de los cultistas que adoran a Ithaqua. Las campañas centradas en esta criatura tratan temas adultos considerados tabú por muchas sociedades, por lo que preparar varias sesiones de juego en torno a un culto que adore a Ithaqua puede ser todo un reto tanto para el director de juego como para los jugadores que deban interpretar a personajes totalmente perturbados, crueles y con una falta total de piedad o culpa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada