domingo, 12 de febrero de 2017

Cultos Innombrables: Nyogtha

Y con este primigenio entramos ya en la recta final, quedando tan sólo cinco para cerrar este apartado y comenzar el que es, quizás, el más complicado de todos: las criaturas. Pero no adelantemos acontecimientos todavía.
Hoy toca uno de esos bichos que a alguien le pareció bien que formase parte del panteón lovecraftiano. Una especie de chapapote inquieto, la obtenebración rediviva, un horror que ¡oh lector! no puedo explicar con palabras que no vuelvan loco al más cuerdo...
Un insidioso olor comenzó a penetrar en la habitación.
Resultaba un tanto parecido al de los reptiles, almizcleño
y nauseabundo. El disco se alzó inexorablemente, y
un pequeño dedo de oscuridad se deslizó desde el borde, una gran
ola de oscuridad iridiscente que no era ni líquida ni sólida, sino
una horrible masa gelatinosa.
El Horror de Salem, Henry Kuttner




Historia
Lo Que No Debería Existir
Los textos que se conservan sobre Nyogtha hablan de un ser amorfo y oscuro, posiblemente progenie de Ubbo-Sathla o Tsathoggua, vinculada de alguna forma con los Antiguos, a los que utilizó para intentar crecer pero al final fue encerrado por estos al no poder dominarle. Se mantiene prisionero dentro de un gran escudo bajo Nueva Zelanda. Si bien el escudo evita que Nyogtha alcance un estado adulto, no evita que pueda ser invocado en otras partes del planeta. Cuando es invocado, Nyogtha parece una gran masa de oscuridad gelatinosa capaz de crear a voluntad pseudópodos y tentáculos negros.

Cultos
Aquelarres en lo más profundo de la Tierra
No existen grupos formales que adoren a este primigenio. Las brujas, y brujos, solitarios suelen invocar a Nyogtha en cuevas profundas donde realizan sacrificios para atraer al ser. Este, a cambio, les concede poder y sabiduría en forma de hechizos. Las razones para utilizar estos lugares son estar suficientemente ocultos para no cometer los mismos errores que, al menos una, cometieron las ejecutadas en Salem; y realizar las invocaciones lo más cerca posible de su dios, preferiblemente en una caverna que conduzca a su lugar de encierro.

Seguidores
Necrófagos de otras Tierras
Algunos gul de las Tierras del Sueño adoran a Nyogtha, pero no se ha demostrado que exista ningún culto aquí en la Tierra.

Influencia en el mundo
Una celda con múltiples aberturas
Se sabe que Nyogtha ha sido invocado en múltiples lugares. La Meseta de Leng, Massachusetts, Siria, Rumanía y, por supuesto, Nueva Zelanda. Algunos brujos han llegado a crear aplicaciones donde, basadas en Google Maps, donde muestran cavernas, simas y grietas donde es posible invocar al primigenio, similares a GrottoCenter. Algunos incluso están mezclados con grupos de espeleología a los que guían hacia estos lugares para que sean parte del sacrificio que requiere Nyogtha.
Aun con su poder, Nyogtha es bastante fácil de expulsar. La exposición a un ankh, la entonación del Cántico de Vach-Viraj, o ser afectado por el Elixir Tikkoun, tres objetos relacionados con la vida y la pureza, hará que el primigenio regrese a su lugar de encierro.

A efectos de juego
Nyogtha es un primigenio difícil de adorar, si bien los resultados de tal adoración suelen bastante beneficiosos para sus siervos. El culto debe ir al lugar propicio para la invocación, si es que lo conoce, y estar preparado para meterse en lo más profundo de la corteza terrestre. Es un primigenio ideal para un grupo de sectarios que adoren la aventura, y la espeleología más extrema, si es que existe un culto así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario