sábado, 1 de abril de 2017

Cultos Innombrables: Color surgido del espacio

Criatura icónica donde las haya, sin duda alguna, y protagonista de uno de los mejores relatos del maestro Lovecraft, bajo mi humilde opinión. Eso sí, encontrar una imagen decente del Color, que se pudiera encajar en la ficha y no fuera una imagen de un pozo iluminado, me ha costado. Al final he pillado la imagen de la 7ª edición de La Llamada de Cthulhu, y la he modificado un poco con mis rudimentarios conocimientos de Photoshop. 

Color surgido del espacio
Posiblemente la criatura más extraña y peligrosa que existe en el universo. El Color, como se ha terminado denominando entre los expertos de los Mitos, es un ente extraterrestre de origen desconocido. El embrión de esta criatura es una pequeña esfera, habitualmente de entre 7 u 8 centímetros de diámetro, que al caer en la Tierra, normalmente en suelo fértil o agua, libera una larva de Color. Esta criatura, de aspecto gelatinoso, comienza a filtrarse en la tierra y a crecer, alimentándose y corrompiendo lo que está a su alcance. Todo lo que ha sido mancillado por el Color posee un brillo espectral y enfermizo, incluidos los seres humanos.

Motivación
Se desconocen la motivaciones de estos seres. Los pocos casos documentados de sus visitas a la Tierra tan sólo demuestran que se alimentan de la esencia de cualquier forma de vida hasta que tienen el suficiente poder como para regresar al espacio.

Forma de actuar
Cuando la criatura crece, comienza a alimentarse y corromper toda vida a su alrededor. Las plantas crecen más rápido, y con más tamaño, de lo normal, pero su aspecto suele ser horrible, deformado e incluso nauseabundo. Los animales tampoco son ajenos a su influencia, resultando en grotescas criaturas al poco tiempo de entrar en contacto con el Color. Los humanos tan poco son ajenos a la influencia parásita de estos seres, sufriendo diferentes alteraciones corporales y mentales hasta ser drenados completamente por el Color y fallecer convertidos en un montón de cenizas. Las zonas visitadas por el Color quedan en tal estado que las autoridades las declaran como zonas catastróficas.

A efectos de juego
Este parásito suele caer en entornos rurales alejados de las grandes ciudades, pues es ahí donde puede alimentarse con mayor facilidad. No sería extraño que alguna de estas criaturas eligiera alguno zona verde dentro de la ciudad para poder alimentarse. Central Park en Nueva York, o El Retiro de Madrid podrían ser lugares perfectamente viables para que un Color estuviera presente, al menos antes de alcanzar su estado adulto.


Ilustración de Ludvik Skopalik


No hay comentarios:

Publicar un comentario