miércoles, 19 de julio de 2017

Cultos Innombrables: Servidores de los Dioses Exteriores

Entramos ya en la recta final de esta recopilación, que previsiblemente terminará en otoño. ¿Y después? Pues ya veremos, porque ideas no faltan. La Enciclopaedia de los Mitos de Cthulhu es una fuente inagotable de ideas que explotaremos tarde o temprano.

Servidores de los Dioses Exteriores
Estas criaturas son masas de carne amorfa, llena de tentáculos, y siempre cambiantes. Se mueven rodando sobre sí mismas y deslizándose lentamente, reptando sobre su abdomen, si es su fisionomía posee tal parte. Aunque habitan en múltiples lugares del vacío del universo, se encuentran con más frecuencia en la corte de Azathoth, el sultán demoníaco, ciego e idiota.

Motivación
Existen para servir a los Dioses Exteriores, tocando sus flautas para que estos dancen en el centro del universo.

Forma de actuar
No tienen contacto con el ser humano, pero se posible que algunos se manifiesten y comiencen a tocar su música para ayudar a invocar a alguno de sus amos demoníacos.

A efectos de juego
Es difícil que un culto vea alguna vez a una de estas criaturas, aunque no imposible. Si alguna vez ocurriese, es posible que sea de las últimas cosas que vea.

Ilustración de Loïc Muzy
Cuerpo extraterrestre: Las armas físicas normales no le causan ningún daño. Recupera automáticamente tres casillas de daño cada turno hasta que muere.

Ney del Servidor
Los servidores poseen un instrumento musical propio y característico, una flauta de un metal gastado, a veces confundido con el cobre, el bronce o el oropel, pero de origen completamente extraterrestre. Esta flauta, cuya longitud puede superar el metro de largo, tiene los orificios tallados de forma que sólo un ser con múltiples extremidades podría hacerlo sonar. En los labios de un músico con los conocimientos y habilidades adecuados, estas flautas pueden ser una gran ayuda a la hora de realizar rituales de invocación.

Habilidades Arcanas:
7 Llamar al Dios Exterior

Complicaciones:
- Su uso provoca adicción.
- Se pierde la facultad de escuchar sonidos normales, escuchando tan solo el vacío del cosmos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario